iPod shuffle: música que se lleva puesta

Ipod Shuffle

ipod_shuffle_clip_blue Es el chiquitín de Apple. Un iPod que se lleva puesto igual que un prendedor, en cualquier parte de nuestro atuendo. Actualmente se ofrecen dos modelos, con 1GB y 2GB de capacidad, respectivamente. IPod shuffle te permite llevar hasta 500 canciones en tu manga, solapa o cinturón. iPod es sin duda un símbolo de nuestros tiempos. Y gracias a su diseño, puedes lucirlo donde sea.

ipod_shuffle_controls_blueSimple y eficaz. Gracias al broche incluido en su diseño, el iPod shuffle se puede enganchar en cualquier lado. En verdad este reproductor es tan diminuto que se vuelve imperceptible y nos olvidaremos pronto de que lo “llevemos puesto”, salvo -claro- por la  música que nos acompaña. Para operarlo, el “shuffle” hereda de sus hermanos mayores el ergonómico pad de control circular. Basta presionar (hacer click) el botón central para escuchar música o hacer una pausa. Por otro lado, el botón exterior con forma de anillo permite ir un paso adelante o atrás, y además austar el volumen.

El otro control del que está provisto este bichito se ubica sobre uno de sus lados, consistiendo en un pequeño botón desplazable que nos permite seleccionar si los temas musicales los escucharemos ordenaditos en fila o mezclados en forma aleatoria. Del mismo lado, pero hacia el otro extremo se ubica un botón similar para el encendido y apagado del equipo.

ipod_shuffle_switch_blue

ipod_shuffle_dock_blueSegún Apple la batería debería durar hasta 12 horas. Para saber si la misma está con carga y es funcional, este iPod tiene un pequeño led verde sobre uno de sus lados. Para recargar la batería, el iPod shuffle viene con una base a la que se conecta mediante el conector para auriculares, cuya función es actuar como interfaz múltiple: recarga de energía, salida de audio e ingreso de datos desde la PC o Mac, mediante el programa iTunes. También se provee, como opcional, una interfase USB para recargar el reproductor en donde sea que nos encontremos.